Mother and child

El Estándar Del Interés Superior Del Niño

Las decisiones sobre la custodia de los hijos en Nueva York se guían por el estándar del interés superior del niño. Cuando surgen disputas de custodia y los padres no pueden llegar a un acuerdo sobre la custodia, el tribunal intervendrá para resolver las cosas. Para ello, el tribunal determinará qué es lo mejor para el niño mediante el uso de una serie de factores diferentes.

Está claro que el estándar del interés superior del niño juega un papel fundamental en los procedimientos de custodia de Nueva York. Es la guía que sigue el tribunal para tomar decisiones sobre la custodia. Por lo tanto, es fundamental que los padres involucrados en tales disputas estén familiarizados con los factores que el tribunal probablemente considerará al resolver los problemas de custodia de los hijos. Como habrás adivinado, muchos de los factores se centran en la capacidad de cada padre para apoyar y cuidar las necesidades físicas y emocionales del niño.

Por ejemplo, el tribunal considerará la capacidad de cada uno de proporcionar arreglos adecuados para el cuidado de los niños. A menudo ocurre que ambos padres tienen que trabajar y, por lo tanto, se puede dar preferencia en la custodia de los hijos al padre que pueda brindarle el cuidado adecuado mientras él o ella está en el trabajo. También se puede dar preferencia al progenitor que haya desempeñado el papel de cuidador principal del niño antes del divorcio o la separación de los padres. El cuidador principal se refiere al padre que pasó mucho más tiempo cuidando al niño y participando en otras actividades con él, a menudo mientras el otro padre trabajaba.

Cualquier evidencia de abuso o uso indebido de drogas o alcohol también puede afectar las decisiones de custodia de los hijos. El padre que tiene problemas de abuso de sustancias puede tener menos probabilidades de recibir la custodia del niño. La evidencia de cualquier enfermedad mental no tratada, trastorno de personalidad o inestabilidad emocional también contará en contra de un padre en los procedimientos de custodia de los hijos. Además de la salud mental de cada padre, la salud física de cada padre también puede considerarse al resolver disputas por la custodia de los hijos.

También es importante tener en cuenta que el tribunal probablemente considerará qué acuerdo de custodia proporcionaría al niño la mayor estabilidad. Esto puede significar que si un niño ya vive con uno de sus padres, entonces el tribunal puede querer que el niño permanezca con ese padre en su hogar en lugar de cambiar la custodia y los arreglos de vivienda. Si el acuerdo de custodia ya está funcionando, el tribunal puede dudar en alterar las cosas.

En determinados casos, se tendrá en cuenta la preferencia del niño. Esto puede depender en gran medida de la edad del niño, ya que los niños más cercanos a los 18 años tendrán más peso en sus preferencias. Sin embargo, el tribunal examinará de cerca las razones detrás de la preferencia del niño. Después de todo, un tribunal será cauteloso a la hora de dar un peso significativo a la preferencia de un niño si esa preferencia se basa únicamente en algo como preferir a uno de los padres porque no tiene ninguna regla en su casa.

Otros factores que el tribunal puede considerar para determinar el interés superior del niño incluyen:

  • Evidencia de abuso conyugal
  • La salud financiera de cada padre
  • El ambiente hogareño que cada padre puede proporcionar
  • Las oportunidades educativas que cada padre puede brindar
  • Observaciones judiciales de los padres.
  • Cualquier otro factor que pueda afectar el interés superior del niño.

Abogados de derecho familiar de Siracusa

Si se encuentra en medio de problemas de custodia infantil, no tarde en comunicarse con CDH Law para obtener ayuda. Cuando se trata de asuntos de niños y familia, necesita un asesor legal dedicado que trabaje incansablemente para defenderlo. Póngase en contacto con nosotros hoy.

Mother and child

Cómo tener la mejor oportunidad de ganar la custodia de los hijos

Para los padres que están considerando divorciarse, la posibilidad de perder la custodia de los hijos suele ser el componente más angustioso. De hecho, este problema frecuentemente mantiene a las personas en un matrimonio infeliz o incluso abusivo durante años. Saber que, a menos que usted y su cónyuge lleguen a un acuerdo sobre los términos de la custodia, el tribunal decidirá, tal vez erróneamente, lo que será mejor para los intereses de sus hijos, puede retrasar el divorcio indefinidamente. Este artículo está diseñado para ofrecerle consejos que pueden brindarle una ventaja a la hora de ganar la custodia de los hijos y liberarse de las ataduras de una unión dolorosa.

El primer paso para tener ventaja en esta situación es encontrar un abogado de derecho familiar con solidez, habilidad y conocimiento profundo de las leyes de custodia infantil en su estado, como CDH Law, en Syracuse, Nueva York. Nuestros abogados de divorcio tienen credenciales sobresalientes y un historial de resultados exitosos.

Hay dos tipos de custodia de los hijos

La custodia legal, que generalmente se otorga de forma conjunta, se refiere al poder de tomar decisiones importantes para el niño, como las relacionadas con la educación, la religión y la atención médica. La custodia física determina con quién vivirá el niño. Este último es el tipo de custodia que más preocupa a los padres durante las negociaciones y litigios de divorcio.

Aunque la custodia física compartida puede parecer más justa, a menudo es inmensamente difícil de arreglar debido a factores como la distancia entre los hogares de los dos padres y la ubicación de la escuela, los amigos y otros miembros de la familia del niño. También hay muchas situaciones en las que el padre que lucha por la custodia siente que el otro padre no es apto o incapaz de proporcionar un hogar adecuado para el niño. Cualesquiera que sean las circunstancias de su próximo divorcio, contar con un abogado experto en divorcios puede marcar la diferencia para brindarle el resultado que desea.

Ser cordial, controlado, consistente

Aunque este consejo puede parecer imposible durante el período frustrante y enojado que precede a su divorcio, es esencial estar atento al premio. Si quieres acabar teniendo la custodia de tu hijo, tendrás que:

Comuníquese cortésmente con su cónyuge, especialmente frente a su hijo.

Como usted sabe, los niños escuchan y, a menudo, repiten inesperadamente todo, incluidas las cosas que les cuenta sobre su otro padre. A los jueces no les agradará escuchar, o enterarse, de arrebatos de ira o comentarios negativos de uno de los padres sobre el otro. Esto se extiende a las comunicaciones con vecinos, profesores, etc., y definitivamente incluye comentarios despectivos en sitios web de redes sociales. Cuanto más desagradables sean las palabras que uses, más probabilidades habrá de que vuelvan a atormentarte. Una cosa que definitivamente desea evitar es escuchar a otra persona decir sus palabras dañinas desde el estrado de los testigos bajo juramento.

Mantén tus manos quietas a menos que estés dando un abrazo.

Los niveles de tensión pueden elevarse rápidamente durante las conversaciones con su futuro ex, así como dentro de su familia en general. Cuando quieres arremeter es precisamente cuando debes ejercer el autocontrol. Una bofetada, un empujón, un puño a través de una pared, incluso una mano levantada en señal de amenaza, pueden interferir con sus mejores intenciones, dar lugar a una orden de restricción y reducir sus posibilidades de reconstruir una unidad familiar más pequeña y estable.

Además, absténgase de dañar la ropa, documentos importantes, automóvil u otras pertenencias de su cónyuge. No importa cuál sea la provocación, tales acciones lo harán parecer el agresor y un mal modelo a seguir para su hijo.

Mantenga su vida privada lo más privada posible

Trate de mantener a las nuevas parejas románticas alejadas de su hijo, o al menos no trate a un recién llegado como si fuera una persona íntima en su presencia. No hay razón para hacer que la situación sea más complicada o emocionalmente confusa para su hijo de lo que ya es, al menos hasta que el divorcio sea definitivo.

Cumplir con sus obligaciones en relación con el otro padre del niño.

Incluso si los arreglos acordados sobre el cuidado de los niños son temporales y aún no son legalmente vinculantes, el tribunal no verá con buenos ojos que usted no tenga al niño listo para una visita con el otro padre o retrase el regreso del niño con el otro padre en una moda oportuna. Del mismo modo, no cumplir con sus obligaciones financieras jugará en su contra en gran medida. Estos fracasos pueden percibirse como indicios de su irresponsabilidad o, peor aún, de su desprecio por las necesidades de su hijo.

No interfieras con la relación de tu hijo con el otro padre.

Es probable que el tribunal considere que dificultar que su hijo vea a su otro padre sea un acto hostil y puede interferir con su obtención de la custodia. Debe hacer todo lo posible para programar visitas regulares y no programar citas para visitas al médico que no sean de emergencia, viajes de compras, citas para jugar o salidas durante estos horarios designados. Además, es fundamental que informe al otro padre si llevará al niño fuera de la zona, incluso en una excursión de un día. El tribunal presume que ambos padres tienen derecho a saber dónde están sus hijos.

Por otro lado, si es posible, no interfieras en la rutina de tu hijo.

La vida de su hijo, como la suya, está en crisis durante este período y es importante que pueda contar con mantener una rutina normal. Tenga en cuenta cuándo el niño tiene programados eventos deportivos, clases de arte, ensayos de obras de teatro o fiestas de cumpleaños de amigos y trate de evitar privarlo de la oportunidad de participar en las cosas que disfruta. De lo contrario, creará una mayor tensión entre el niño y usted y él puede expresar desgana para verlo, lo que obviamente no lo ayudará en el tribunal.

Su comportamiento puede marcar diferencias sustanciales en la forma en que se decide la situación de custodia. Si sigue las sugerencias anteriores y contrata los servicios de un excelente abogado de derecho de familia, aumentará en gran medida sus posibilidades de obtener los arreglos de custodia de los hijos que desea.

Is New York a 50/50 Custody State?

¿Es Nueva York un estado de custodia 50/50?

La custodia de los hijos es una de las cuestiones más importantes, si no la más, a abordar en un caso de divorcio. También suele ser el tema más polémico. Cuando se trata de niños, todas las emociones y el estrés de comenzar un capítulo posterior al divorcio con su familia pueden salir a borbotones. Es importante comprender las leyes relativas a la determinación de la custodia de los hijos. Si usted y el otro padre no pueden llegar a un acuerdo sobre la custodia y las visitas, el tribunal lo hará por usted.

¿Es Nueva York un estado de custodia 50/50?

Nueva York no es un estado de custodia 50/50 en el sentido de que no existe una presunción automática de que la custodia se dividirá 50/50 entre los dos padres. Si corresponde al tribunal determinar la custodia, el tribunal sopesará muchos factores al determinar los arreglos de custodia. Se debe abordar tanto la custodia legal como la custodia física. La custodia legal se refiere al poder de tomar decisiones importantes sobre la vida de un niño y cómo se cría. Es común que la custodia legal se divida equitativamente entre los padres para que ambos tengan la misma voz en la crianza del niño. En algunos casos, sin embargo, uno de los padres puede tener la última palabra sobre cuestiones de custodia legal.

También habrá que abordar la custodia física. La custodia física se refiere al lugar donde vive el niño y los horarios de crianza. En general, se prefiere la custodia física compartida, también conocida como custodia compartida, para que el niño pase tiempo con ambos padres. Sin embargo, la división específica del tiempo de crianza dependerá de la evaluación del tribunal de lo que sería lo mejor para el niño.

Entre la larga lista de factores que el tribunal sopesará para llegar a un acuerdo de custodia se encuentran:

  • El tiempo que un niño ha vivido con cualquiera de sus padres;
  • La residencia principal del niño;
  • Cualquier necesidad especial del niño y la capacidad de cada padre para satisfacerla;
  • Las habilidades parentales de cada padre;
  • Cualquier historial de violencia doméstica en la familia;
  • Cualquier historial de abuso de drogas o alcoholismo de cualquiera de los padres;
  • Hermanos y si los hermanos deben mantenerse juntos;
  • La probabilidad de que un padre fomente una relación positiva con el otro padre;
  • La preferencia del niño (según edad y madurez);
  • La capacidad de cada padre para crear un ambiente hogareño positivo y enriquecedor;
  • Los horarios de trabajo de cada padre; y
  • El bienestar físico y mental de cada padre.

La consideración de estos factores y cualquier otro factor que el tribunal considere relevante para el análisis de la custodia de los hijos conducirá a la determinación final de la custodia. Como se indicó anteriormente, no existe una presunción de custodia 50/50 en Nueva York. El tribunal se esforzará por establecer un acuerdo de custodia que mejor satisfaga las necesidades y el interés superior del niño. Esto podría ser un acuerdo de custodia 50/50, o podría ser otra cosa.

Abogados de derecho familiar

Los dedicados abogados de derecho de familia de CDH Law están comprometidos a defender celosamente en nombre de nuestros clientes y sus familias. ¡Estamos aquí para usted y sus seres queridos mientras atraviesa cambios importantes en su vida y lo apoyaremos en cada paso del camino! Póngase en contacto con nosotros hoy.

CDH Law PLLC discusses how you can modify a parenting plan.

Modificación del plan de crianza

El objetivo principal de un plan de crianza es determinar quién tendrá la custodia física y legal de un niño. La custodia legal se refiere al derecho de un padre o tutor a tomar decisiones con respecto a su hijo. Puede haber custodia legal exclusiva o custodia legal compartida y esto puede incluirse en el plan de crianza. Además, el plan debe abordar, en los casos en que se establezca la custodia compartida, cómo los padres van a compartir o dividir las tareas de toma de decisiones relacionadas con el niño.

La custodia física se refiere al lugar donde residirá el niño. Nuevamente, puede haber custodia física exclusiva o custodia física compartida. El plan de crianza también puede incluir un calendario de visitas para mostrar cuándo el niño estará con cualquiera de los padres. Si un padre quiere modificar un plan de crianza, generalmente es porque busca alterar el acuerdo de custodia relacionado con el niño.

¿Cómo modifico la custodia según lo establecido en el plan de crianza?

Por cualquier motivo, es posible que usted o el otro padre o tutor del niño deseen revisar el plan de crianza y modificar la custodia y las visitas del niño. En algunos casos, los padres prefieren hacerlo de manera informal. Ambos padres pueden acordar un acuerdo de custodia alternativo y no pueden solicitar al tribunal que modifique la orden de custodia existente.

Siempre es agradable ver que la crianza compartida es exitosa y que los padres pueden llegar a acuerdos por sí solos sobre estos temas. El acuerdo informal puede ser una gran solución a corto plazo, pero la naturaleza informal de este acuerdo es una gran desventaja.

Si sólo se ha realizado una modificación informal a un plan de custodia por mutuo acuerdo de los padres, uno de los padres puede en algún momento desear unilateralmente hacer cumplir el cronograma de custodia establecido originalmente. Si esto sucediera, el otro padre no tendría capacidad legal para evitar que esto suceda. Por eso es mejor buscar una modificación formal de la custodia de los hijos a través del sistema judicial. Una vez que un juez haya acordado un nuevo acuerdo de custodia, la orden será legalmente vinculante para todas las partes.

Sin embargo, es poco probable que un juez conceda una solicitud de modificación de la custodia de los hijos sin pruebas de que usted o el otro padre han experimentado un cambio sustancial en las circunstancias. El cambio sustancial en las circunstancias debe haber tenido un impacto profundo en la eficacia del acuerdo de custodia establecido originalmente y que sería en el mejor interés del niño modificar el acuerdo de custodia. Un cambio sustancial en las circunstancias puede significar que uno de los padres consiguió un nuevo trabajo o perdió uno existente. Es posible que uno de los padres se haya vuelto a casar. Puede haber una conducta criminal que ahora deba ser considerada.

Además, un juez puede escuchar una solicitud para modificar los acuerdos de custodia si el niño sujeto al plan de custodia tiene 12 años o más y quiere pasar más tiempo con uno de los padres.

Abogados de custodia de menores de Nueva York

Si está buscando modificar un acuerdo de custodia infantil existente, los abogados de confianza en derecho familiar de CDH Law están aquí para ayudarlo. Podemos discutir sus opciones con usted y trabajar en un plan para presentarlo al tribunal para su aprobación. Póngase en contacto con nosotros hoy.