Criminal defense attorney speaking on behalf of his convicted client

La Defensa de la Coartada

Si ha sido acusado de un delito, puede ser fácil perder la esperanza. Puede parecer que te enfrentas a un sistema que ya te ha condenado. Ahora, sin embargo, no es el momento de darse por vencido. Hay mucho en juego y puede haber muchas maneras de vencer con éxito ese cargo criminal o, al menos, reducirlo significativamente. La estrategia de defensa penal que pueda resultar más eficaz dependerá en gran medida de los hechos y circunstancias específicos. Una de esas estrategias puede implicar hacer valer una defensa de coartada. Aquí repasaremos más detalles sobre la defensa de coartada y cómo hacerla valer con éxito en su caso penal.

Con la defensa de coartada, un acusado básicamente está diciendo que, considerando la información presentada, se ha demostrado que él o ella no estaba o no pudo haber estado en la escena del crimen en el momento en que ocurrió el crimen. Por tanto, el imputado se encontraba en otro lugar y, por tanto, no pudo ser la persona que perpetró el delito. Sin embargo, no es probable que el fiscal y el tribunal tomen esta defensa al pie de la letra. Se necesitarán pruebas para respaldar y fundamentar dicha defensa.

La buena noticia es que un acusado puede presentar una coartada y mantener su derecho constitucional a permanecer en silencio, también conocido como derecho a no autoincriminarse. No es necesario que el acusado testifique sobre una defensa de coartada para que la defensa se haga valer con éxito. Hay muchas otras formas en que se puede respaldar una defensa de coartada. Sin embargo, quizás se pregunte por qué un acusado no querría testificar personalmente sobre una defensa de coartada. Puede haber varias razones para esto. Una vez que un acusado sube al estrado de los testigos, puede ser interrogado sobre una amplia gama de asuntos, incluidos otros delitos por los que el acusado podría enfrentar cargos. Subir al estrado de los testigos también expone al acusado a ataques de credibilidad lanzados por el fiscal. Se podrían sacar a relucir condenas anteriores y la defensa de la coartada podría verse gravemente socavada.

La defensa de la coartada aún puede ser respaldada con éxito por otros testigos y pruebas incluso sin que el acusado testifique sobre su validez. Los testigos que vieron al acusado en otro lugar en el momento del crimen podrían declarar. También se podrían presentar grabaciones de video que coloquen al acusado en una ubicación diferente, al igual que hojas de registro, recibos y otras pruebas que coloquen al acusado en otra ubicación.

Al igual que con otras estrategias de defensa, la solidez de una defensa de coartada dependerá de la solidez de las pruebas presentadas para respaldarla. No todas las pruebas tendrán el mismo peso. Por ejemplo, un amigo o familiar que testifique sobre el paradero del acusado puede no tener el mismo peso que alguien sin relación con el acusado que testifique haberlo visto en otro lugar. Además, se puede dar más peso a pruebas puramente objetivas para respaldar una coartada. Es por eso que cosas como secuencias de video, fotografías y registros de GPS pueden ser pruebas importantes para respaldar una defensa de coartada.

Abogados de defensa penal de Siracusa

El equipo de defensa criminal de CDH Law está preparado para defenderlo incansablemente contra todos los cargos penales. El tiempo, sin embargo, es esencial. Póngase en contacto con nosotros hoy.