CDH Law discusses Bernie Madoff's Ponzi scheme.

¿Qué fue el esquema Ponzi de Bernie Madoff?

Si bien es posible que haya escuchado el nombre Bernie Madoff y lo asocie con delitos financieros de grandes proporciones y largas penas de cárcel, es posible que no esté familiarizado con lo que realmente sucedió. Bernie Madoff fue sentenciado a 150 años de prisión debido a su papel en la perpetración del mayor plan financiero fraudulento en la historia de los Estados Unidos. Madoff era en realidad un financiero muy respetado, lo que lo ayudó a salirse con la suya durante mucho tiempo, hasta que fue arrestado en diciembre de 2008 por 11 cargos de fraude, lavado de dinero, perjurio y robo.

El esquema Ponzi de Bernie Madoff

Bernie Madoff estafó a muchos inversores de alto perfil con 65 millones de dólares mediante el uso de un esquema Ponzi. Atrajo a los inversores como lo hacen la mayoría de los esquemas Ponzi, con la promesa de retornos altos y consistentes independientemente de las condiciones del mercado. Madoff actuó como operador central del esquema Ponzi que utilizaba dinero de nuevos inversores para pagar los rendimientos de inversión prometidos a los inversores más antiguos. No se estaban obteniendo beneficios reales, pero parecía que se debía a que los inversores más antiguos estaban recibiendo beneficios. El operador central de estos esquemas se embolsa el dinero extra involucrado en la operación.

El plan de Madoff se centraba en la creación de carteras de inversores para que pareciera que igualaban los rendimientos del S&P 500. Los rendimientos hacían que la inversión fuera atractiva y no requerían que Madoff pagara demasiado en rendimientos a los inversores existentes. El plan se mantuvo discreto a pesar de tener muchos inversores de alto patrimonio neto. Con un grupo de inversores tranquilo y de élite, permaneció fuera del radar de la SEC. Cuando la SEC recibió avisos sobre sospechas sobre el plan de Madoff, la sólida reputación de Madoff como pilar de la comunidad financiera le permitió salir del apuro. Además, Madoff se aseguró de mantener toda su documentación actualizada para evitar llamar más la atención.

Como podrá comprobar, los esquemas Ponzi no suelen durar mucho tiempo simplemente porque no son sostenibles. Si deja de llegar dinero de nuevos inversores o los inversores empiezan a pedir retirar dinero del esquema, entonces el esquema Ponzi se deteriorará rápidamente. Con el esquema Ponzi de Bernie Madoff, los clientes solicitaron más de 7 mil millones de dólares en retornos. En ese momento, Madoff sólo tenía entre 200 y 300 millones de dólares para darles. Estaba pidiendo dinero prestado. Los inversores estaban ansiosos por retirar dinero debido al continuo deterioro de las condiciones del mercado. Cuando Madoff se dio cuenta de que su plan estaba llegando a su fin, habló con sus hijos, Mark y Andrew, que eran socios de Bernard Madoff Securities. Los hijos convirtieron a Madoff en el FBI. Madoff se declaró culpable en 2009. Tenía 70 años en ese momento y fue sentenciado a 150 años de prisión.

Abogados de delitos de cuello blanco en Nueva York

Los delitos de cuello blanco, como los esquemas Ponzi, no se limitan a los millonarios y multimillonarios del mundo. Después del sonado caso Madoff, el gobierno federal se volvió particularmente intenso en el procesamiento de los esquemas Ponzi y los delitos federales asociados. No querrás enfrentarte solo al gobierno federal. Obtenga una representación especializada en defensa criminal de su lado. CDH Law está aquí para luchar por usted. Póngase en contacto con nosotros hoy.

CDH Law, PLLC discusses embezzlement and it potential penalties in New York.

Malversación de fondos y sus posibles sanciones

Malversación

Términos como malversación y hurto parecen mezclarse cuando se piensa en derecho penal. Para aclarar un poco las cosas, la malversación de fondos es una forma de hurto. Hurto, lo que muchos llaman “robo”, se refiere a la apropiación indebida de propiedad de su legítimo propietario. Una persona puede cometer hurto mediante malversación de fondos. La malversación de fondos cae dentro de los estatutos de hurto de Nueva York.

Malversación de fondos y sus posibles sanciones

La malversación es la toma de propiedad por parte de una persona a quien su legítimo dueño le confió la propiedad sin permiso. Por ejemplo, si un funcionario o director de una corporación roba fondos corporativos. A menudo está relacionado con otros planes delictivos en curso o forma parte de ellos. Para los estatutos sobre hurto de Nueva York, propiedad se refiere a cualquier cosa o sustancia de valor. Esto significa dinero, bienes personales, bienes inmuebles y activos digitales, entre otras cosas. Por lo general, existe un plazo de prescripción de 2 o 5 años para los delitos de malversación de fondos. Esto significa que los fiscales tienen 2 o 5 años para presentar cargos. En la mayoría de las circunstancias, el plazo de prescripción es de 5 años porque los cargos de malversación de fondos a menudo implican robos de más de $1,000, lo que califica como hurto mayor.

El grado del cargo penal de hurto por malversación de fondos y la posterior severidad del castigo en caso de que el cargo se convierta en una condena, depende en gran medida del valor de la propiedad robada.

  • Hurto mayor y malversación de fondos en cuarto grado: este cargo se aplica en situaciones en las que el valor de la propiedad robada excedió los $1,000. Es un delito grave de Clase E y conlleva una posible pena de prisión de 4 meses a 4 años. Si tiene una condena previa por un delito grave en los últimos diez años, puede recibir una sentencia de 2 a 4 años de prisión.
  • Hurto mayor y malversación de fondos en tercer grado: este cargo se aplica en situaciones en las que el valor de la propiedad robada fue superior a $3,000, pero $50,000 o menos. Es un delito grave de clase D y conlleva una pena potencial de prisión de 2 años y 4 meses hasta 7 años.
  • Hurto mayor y malversación de fondos en segundo grado: este cargo se aplica en situaciones en las que el valor de la propiedad robada fue superior a $50,000, pero $1,000,000 o menos. Es un delito grave de clase C y conlleva una pena potencial de prisión de entre 5 y 15 años de prisión. Este nivel de malversación de fondos es donde las cosas se vuelven muy graves, ya que el sistema de justicia penal considera que este nivel de robo y superiores causan un daño duradero e irreparable a una empresa o a individuos. La forma en que se procesa este delito, las sentencias que se dictan y la forma en que se manejan las solicitudes de libertad bajo fianza a menudo reflejan esto.

El cargo de malversación de fondos más grave se da en situaciones en las que la propiedad robada supera el valor de $1,000,000. Es un delito de primer grado y un delito grave de clase B. Los condenados por este delito se enfrentan a una pena de 8 años y 4 meses a 25 años de prisión. Si el individuo condenado tiene una condena previa por un delito grave en los últimos diez años, enfrenta la posibilidad de pasar entre 12 años y medio y 25 años en una prisión estatal.

Abogados de defensa criminal de Nueva York

Los cargos por malversación de fondos son muy graves. La posible pena de prisión es grave. Las consecuencias duraderas que están en juego también son graves. El daño que una condena por malversación de fondos causará en su vida personal y profesional será muy amplio. El dedicado equipo de abogados defensores penales de CDH Law está preparado para luchar por usted mientras enfrenta estos cargos penales. Trabajaremos incansablemente para ayudar a que esos cargos no se conviertan en una condena. Póngase en contacto con nosotros hoy.

¿Qué es un delito de cuello blanco?

Los delitos de cuello blanco reciben su nombre porque a menudo están relacionados con los ámbitos de los trabajadores de cuello blanco, como las finanzas, la política o los negocios. Sin embargo, no se limita necesariamente a este tipo de trabajadores. Un delito de cuello blanco se considera un acto delictivo no violento cometido con la intención de obtener un beneficio económico ilícito. Los delitos de cuello blanco suelen ser más sofisticados y requieren un análisis jurídico complejo. Debido a su naturaleza compleja, los delitos de cuello blanco pueden ser difíciles de procesar, pero esto no impide que los fiscales intenten arrojar todo lo que tienen a un presunto delincuente.

¿Qué es un delito de cuello blanco?

El hecho de que un delito de cuello blanco se defina como un acto delictivo no violento que se comete con la intención de obtener un beneficio económico ilícito significa que se trata de una categoría bastante amplia que incluye una variedad de posibles cargos penales. Los delitos de cuello blanco son una categoría amplia que incluye una larga lista de delitos específicos. Los delitos que se consideran de cuello blanco incluyen:

  • Malversación
  • El robo de identidad
  • Chantaje
  • Soborno
  • Extorsión
  • Falsificación
  • Crimen organizado
  • Uso de información privilegiada
  • Lavado de dinero
  • Corrupción pública
  • hurto mayor
  • Evasión de impuestos
  • Piratería (robo de propiedad intelectual)

Los delitos de cuello blanco también suelen implicar cargos de fraude como:

  • Fraude financiero
  • Fraude de seguridad
  • Fraude empresarial
  • Fraude de Medicare
  • Fraude a la seguridad social
  • fraude fiscal
  • Fraude de correo
  • Fraude electrónico
  • Fraude de marketing masivo

Ser condenado por cualquiera de estos delitos de cuello blanco puede tener un gran impacto en su vida personal y profesional. Su reputación corre el riesgo de verse manchada indefinidamente. Las penas más específicas dependerán, por supuesto, de la naturaleza del delito. Los delitos de cuello blanco van desde delitos menores de Clase B hasta delitos graves de Clase C. Cada categoría de delito conlleva sus propias sanciones potenciales, tales como:

  • Delito menor de clase B: una condena puede resultar en tres meses de prisión y $500 en multas.
  • Delito menor de clase A: una condena puede resultar en un año de prisión y hasta $1,000 en multas.
  • Delito grave de clase E: una condena puede resultar en cuatro años de prisión y hasta $5,000 en multas.
  • Delito grave de clase D: una condena puede resultar en hasta siete años de prisión y hasta $5,000 de multa
  • Delito grave de clase C: una condena puede resultar en hasta 15 años de prisión y hasta $5,000 en multas.

Si bien existen ciertas pautas que el tribunal debe observar al evaluar las penas por el delito, existe cierta discreción. Por ejemplo, un tribunal puede optar por imponer una multa igual o doble a la cantidad que el acusado ganó como resultado del delito en lugar de imponer la pena máxima por el delito. También puede haber circunstancias atenuantes o factores correctivos que llevarían al tribunal a imponer las sanciones potenciales más bajas prescritas por las pautas de sentencia.

Abogado defensor penal dedicado a luchar contra cargos de delitos de cuello blanco

Enfrentar un delito de cuello blanco significa que usted enfrenta sanciones potenciales severas. Es posible que le aguarden penas de prisión y grandes multas. Además, una condena penal de cuello blanco en su historial lo seguirá por el resto de su carrera. Este tipo de delitos tienden a tener graves impactos negativos en la vida social y financiera de quienes son condenados. Los dedicados y experimentados abogados especializados en delitos de cuello blanco de CDH Law lucharán para ayudar a evitar que ese cargo penal de cuello blanco se convierta en una condena penal. Póngase en contacto con nosotros hoy.